Wedadvisor Blog

TAG: weddings

Ver más
Las flores en las bodas
Por Mery Weendy

Escoger las flores de la boda puede ser una tarea muy complicada si no entiendes demasiado del tema. Lo mejor es que los novios acudan a una florista de confianza, les expliquen la boda que tienen en mente y que ella les pueda aconsejar sobre que flores irían mejor. Hay muchas parejas que no contemplan las flores, pero la verdad es que están presentes en casi todos los escenarios de la boda. La máxima es intentar que todas las flores presentes guarden una misma línea entre sí y queden bien con el estilo de boda. Lo demás dependerá de la sencillez que quieran los novios. Aun y así, encontraremos unas flores que son más típicas. Mimosas: siendo una flor de invierno, su color amarillo representa la sensibilidad, elegancia y ternura. Además, es la flor escogida para representar el día internacional de la mujer. Su aroma es intenso.Orquídeas: simbolizan la pasión, el amor y la belleza. Esta es una flor muy común en las bodas dado que la pueden encontrar en infinitos colores (cada uno con un significado). Se utiliza mucho para los ramos, solaperas o las muñequeras de las damas. Según las leyendas, si el día de la boda alguien les regala a los novios esta flor, significan 55 años de feliz matrimonio.Tulipanes: este tipo de flor tiene el significado de amor verdadero y eterno. También se cultivan de varios colores y cada uno de ellos tiene un significado específico. Se aconseja utilizar el tulipán en lugares donde las temperaturas no vayan a ser muy altas, para que no se abra la flor y conserve su esencia.Peonia: esta aterciopelada y suave flor, es una de las más comunes en las bodas, por su mensaje de felicidad y prosperidad en el amor, son unas flores que se conservan muy bien y su olor es muy dulce. Las hay de diferentes colores. La única pega es que su temporada es solo de mayo a julio.Rosas: es la flor del amor por excelencia. Su significado es romanticismo y belleza. Las rosas son una flor perfecta ya que aguantan mucho tiempo sin agua y los climas calurosos. Además, su similitud con las peonias hace que las utilicen cuando éstas ya no están en el mercado. Las cosas también están en diversos colores. De esta flor también se utilizan solo los pétalos para lanzarlos tras la ceremonia o para hacer el camino hacia el altar.Hortensia: estas pomposas flores con muchísimos pétalos son ideales para crear centros de mesa o puntos decorativos. Se puede utilizar el ramillete entero o ramitas simples para acabar de decorar, ya que hay de diversos colores. Esta flor también aguanta muy bien una vez colocada. Su significado es elegancia, valentía y felicidad.Paniculata: esta pequeñita flor se utiliza muchísimo dado a que estiliza mucho el lugar donde se pone y es un perfecto complemento para otras flores silvestres, como pueden ser la lavanda, margaritas, hojas de olivo u otros follajes. Es una opción muy buena ya que aguantarán mucho tiempo, y su aspecto “seco” dará un toque muy natural a la boda.Plumero de la pampa: Esta planta es por excelencia la gran revelación de las bodas hoy en día, ya que se utiliza cada vez más para las decoraciones tanto de los arcos nupciales, como en photocalls o en cualquier otro rincón donde se estilice. Es una planta duradera, que estiliza, y puede haber diferentes tonalidades.Estas son quizá el tipo de flores más utilizado en las bodas, pero hay muchos más tipos que no podemos dejar atrás, como lo son los astilbes, las gerberas, las dalias, las violetas, el clavel, entre muchísimas otras.En definitiva, los novios tienen una infinidad de flores para poder escoger para su decoración y complementos, pero aconsejamos que vaya a su gusto, acorde con colores y estilo de la boda.Mery Weendy Events.- Fotos extraídas de Pinterest - 

remove_red_eye 53
Ver más
Tu boda y el coronavirus: Qué hacer, cómo afrontarlo y qué recomiendan los profesionales del sector.
Por Micaela Vuletin

Serenidad, calma y decisiones. Este será tu plan de acción nupcial en época de coronavirus.Respira profundamente. Cierra los ojos y ábrelos despacio. No hay ninguna prisa. Sigue imaginando tu boda y proyectándola igual de bonita y especial… cuando tenga que ser. Esta es una situación que se escapa a nuestro control y que va más allá de vuestro deseo, así que no te reproches por ello. El sector de las bodas, y los profesionales con los que he podido hablar y leer en redes sociales, saben perfectamente que esta situación nos afecta a todos. La empatía que están demostrando y las palabras tan tranquilizadoras que trasmiten tan sólo me demuestra su profesionalidad y entrega para con sus parejas de novios. Pero tu también recuerda que ese profesional o proveedor también tiene sus temores y vicisitudes (y facturas) y mismas restricciones a causa del coronavirus.Recuerda que para todos nosotros esta situación es nueva e imprevista. Y que, a todos, de y en todos los ámbitos, nos va obligando a pensar, adaptarnos y tomar decisiones sobre la marcha.-Entonces, ¿aplazar o anular? ¿Qué decisión tomar?Esta decisión pertenece exclusivamente a vosotros, los novios. Y más allá de las restricciones que nos van imponiendo las autoridades sanitarias, que pesan y mucho, y que han dejado sin opciones a los novios de este fin de semana, las parejas que aún tienen margen de maniobra pueden sopesar las opciones. Cristina y Elena, organizadoras de bodas y eventos en Cristina & Co. lo tienen claro: “Nosotras ahora mismo lo que estamos haciendo es transmitir tranquilidad, porque las parejas están en modo pánico ante una situación que no es idílica y nadie quiere, pero ante la que debemos ser comprensivos y solidarios. Es importante ir por partes. Las bodas más inminentes se han anulado, y las otras vamos aguantando la fecha inicial (hasta 2-3 semanas antes) pero buscando ya un plan B”.Obviamente este plan B no es el típico que se tiene previsto por tema de lluvia, ola de calor o por si el coche de los novios os deja tirados. El Plan B en estos momentos de coronavirus que están poniendo en marcha, y así nos aconsejan desde Cristina & Co., parte de “buscar una fecha alternativa, pero tratando de mantener el plan inicial para la boda si pudiera ser: mismo sitio, decoración, proveedores y demás detalles que se tuvieran contratados ya”.Si no te queda más opción que cancelar la boda, tienes que considerar las cláusulas del contrato que tengas con cada proveedor. Probablemente pierdas las señales avanzadas tal y como muchos estipulan en las condiciones firmadas (de ahí que siempre sea mejor buscar una nueva fecha). Pero como bien reconforta mi querida Cristina Rodriguez, es necesario que lo veas de forma positiva ya que “todos –de invitados a familiares– lo agradecen y van a disfrutar más de la boda luego, que en este momento donde no van a estar a gusto. Hay que verlo así, y ya está. Hay que verlo como una prevención” a tomar ante esta crisis sanitaria mundial. Más cuando una de las medidas ante el coronavirus recomendadas por las autoridades es el ‘distanciamiento social’, que no permitirá disfrutar de la celebración como se merece.Como bien dice Cristina & Co., esta situación tan sólo “reforzará la unión y la pareja”.2021. Quizás ahora mismo no quieras ni pensarlo, pero recuerda que siempre podéis seguir soñando con vuestra boda… el próximo año. “Si después de evaluarlo e intentar reubicar la boda para otras fechas, bien para verano o finales de año –nos recomienda la fotógrafa de bodas Natalia Ibarra– los novios ven que no es viable, entonces sí que piensen que podrán pasarla a 2021. Pero siempre mejor como última opción”. Y es que, como me decía Eva: “Es importante pensar que una boda que se mueve unos meses (o un año) solo es eso. No una cancelación”… Ni de la boda, ni de vuestro compromiso, ni de vuestro amor.-Haz una lista de los proveedores (es hora de contactarles).Si no cuentas con la ayuda inestimable de un wedding planner, que te arrope aún más en este momento de excepcionalidad, es importante que hagas “una lista con todos los proveedores que iban a participar en la boda: desde quien diseñaba las minutas o misales, la decoración floral a los autobuses, y contactarles cuánto antes. Si un misal no se ha impreso aún es más fácil no perder dinero. Pero todo lo que está pedido y/o producido ya, será siempre más complicado de recuperar”, apunta Bodas Colorín.Visitas a fincas, pruebas de menú con el catering, reuniones con proveedores de papelería, flores, música… la prueba del vestido de novia, del maquillaje o la peluquería. Todas estas citas y reuniones que tendrían lugar en las siguientes dos o tres semanas, están siendo postpuestas para más adelante. Las que se pueden hacer por videoconferencia, así se harán. “Tranquilidad” es la palabra que trasmiten las propias empresas, firmas y profesionales que se apresuran para buscar soluciones y huecos en las agendas de los próximos meses. Recuerda que esta es una situación nueva, inesperada e incierta para todos, y poco a poco se encontrarán las soluciones adecuadas. La ilusión es lo último que se debe perder en este momento.Por ejemplo, desde Oui Novias me han confirmado que: “Estamos dando todas las facilidades a las novias e invitadas para cambiar la fecha de su boda o evento, guardándoles así la reserva. Como somos una agencia de maquillaje y peluquería, contamos con un amplio equipo de estilistas para cubrir los servicios. En el caso de las bodas aplazadas intentaremos mantenerle a cada novia su estilista, y si no, darle la opción de contar con cualquier de nuestro equipo que le hará sentir igual de especial y única”.Contacta con cada uno de los proveedores de la boda y busca junto a ellos una alternativa, solución o conciliación adecuada a cada uno de esos productos y servicios que tenías reservados y/o contratados. Haz tu lista de prioridad para ir contactándolos en orden y preferencia. No te agobies. Ve poco a poco tomando decisiones.-¿Y qué hago con las invitaciones de la boda?Recuerda uno de los consejos de arriba, que mientras antes tomes una decisión y se puedan ‘pausar’ temas que requieren de una producción, como los distintos elementos de la papelería de la boda, eso que no tendrás que dar por perdido.Lo positivo de esta situación es esa disposición de los profesionales a encontrar una solución a todo. Una idea que me ha encantado la ha dado la diseñadora de Samika Estudio. La propuesta de Sandra es que si necesitas posponer la boda –y obviamente ya tenías las invitaciones impresas e incluso entregadas– una solución práctica de comunicarle a los invitados la nueva fecha es enviándoles una tarjeta online a modo de nuevo ‘save the date’. En su caso, ha incluido desde ya y sin coste esta idea o servicio en los pedidos de invitaciones de sus parejas de novios.Si tu boda es para meses venideros, que en principio no tienen por qué verse afectado por las medidas que se están tomando para combatir el coronavirus (y porque entre todos estamos haciendo lo correcto para detener esta pandemia), y lo que tenías pendiente era ir entregando las invitaciones a familiares y amigos… No te queda otra que posponer la entrega hasta que podáis hacerlo presencialmente. Con besos y abrazos incluidos ;D-Eh, sin pánico. ¡Tendrás tu vestido de novia!Sigamos el concejo de Cristina & Co. y vayamos por partes. Si en las próximas 2–3 semanas tenías alguna prueba del vestido de novia puede que te la hayan pospuesto para una nueva fecha, sobre todo en tiendas multimarca. Si es un vestido de atelier, también pueden estar al llamarte para pactar una nueva cita o bien hacerte la prueba, digamos, a puerta cerrada*. Es decir, es super importante que acudas a las pruebas tu sola o con el mínimo de acompañantes que la situación actual requiere. Llama previamente a la tienda o atelier, ellos te dirán mejor que nadie cómo van a proceder estos días. Pero no te quedarás sin tu vestido de novia, eso tenlo seguro.Maria Verde, diseñadora de la firma gallega Juana Rique, con quién he estado hablando sobre los diferentes posibles escenarios, recomienda a las novias que, en la medida de lo posible, “y si tienen ya el vestido de novia en marcha, que adecuen la nueva fecha de la boda al diseño del vestido”. Sobre todo, si el diseño –y tejido– de este es muy estacional. Por ejemplo, si te casabas empezando la primavera busques una nueva fecha para inicio de otoño o primavera 2021, así tu vestido de ensueño y el look que imaginabas sufrirá los menos cambios. Si has decidido cambiar radicalmente la boda de estación, “y siempre que el vestido lo permitiera, se pueden hacer los cambios para adecuarlo” al nuevo look. Un punto en el que también coincide la diseñadora Lucia de Miguel, que en una publicación de Instagram recordaba a las futuras novias: “Haremos todo para que vuestros vestidos estén listos y con las modificaciones que sean necesarias en caso que tengáis que mover vuestras bodas”.Si tu vestido de novia aún no estaba en producción, tienes más posibilidades de hacer los cambios de fecha que necesites. En tiendas multimarca o de firmas como Rosa Clará o Pronovias, es importante que contactes con ellos para que te digan sus políticas y forma de actuar ante esta situación. Estoy segura de que sabrán ser igual de empáticos. Y si el vestido es de un atelier, estos tomaran nota de la nueva fecha y se retomaría todo de nuevo sin más problemas.Como muy bien dice Juana Rique: “Para nosotras es primordial respetar la fecha de entrega de un vestido de novia, y en esta situación tan excepcional adaptarlos a los imprevistos. Aunque eso implique trabajar contra reloj”. Y estoy segura de que esta es la misma voluntad y esfuerzo que harán diseñadores y atelieres en los próximos meses. Tu vestido de novia seguirá siendo ese mismo que te hizo llorar de emoción o no has dejado de imaginar. Ningún virus te lo va a chafar.Y algo en lo que me hacía caer en cuenta Natalia Ibarra, y que quizás a priori pueda parecer una tontería, pero que en esto de ser empáticos y pensar también en los otros, a la hora de cambiar la fecha de la boda, y ya que estas sopesando el diseño de tu vestido de novia, “ten en cuenta también el gasto en trajes y vestidos que ya han hecho tus invitados” de cara a tu boda. Elegir una nueva fecha en meses de temperatura similar al que tendrías estos días en tu boda, es la opción perfecta. Tenlos en cuenta.-Y para que el viaje de novios siempre siempre sea una “luna de miel”…Es super importante que antes de viajar al extranjero consultes las recomendaciones del Ministerio del Exterior que, en la actualidad, y a consecuencia del coronavirus, desaconseja viajar al exterior. Los viajes nacionales de ocio no se consideran desplazamientos prioritarios y están prohibidos por el Gobierno Español hasta nueva indicación. Con el avance del COVID-19 hay muchos países a los que actualmente se desaconseja viajar, muchos vuelos están sufriendo cancelaciones, e incluso varios países están imponiendo restricciones a los viajes de ciudadanos provenientes de España (considerado como país con transmisión del virus), o imponen cumplir un aislamiento durante 14 días, desde la fecha de ingreso al país de destino.Siempre que necesito consejos en cuanto a destinos y viajes de novios recurro a la travel & honeymoon planner Bárbara Cortes. En esta ocasión su consejo es muy claro: “Si la luna de miel es inminente, es decir, para marzo, abril e incluso primeras semanas de mayo, mi consejo es que soliciten a su agencia de viajes modificación de fechas y pospongan el viaje. Si la luna de miel tendrá lugar la segunda quincena de mayo, pueden esperar 15–20 días a la espera de ver cómo evoluciona esta situación”.Comprendo muy bien que, si tener que decidir aplazar la boda te genera estrés e incertidumbre, verte en la obligación de anular el viaje de novios es aún más frustrante. Aquí entran en juego las cláusulas de cancelación y reservas con las que se hayan contratado los vuelos, hoteles, etc., y si se ha contratado o no un seguro de viaje. Lee, mira bien las cláusulas y contacta con la agencia de viaje o tour operador con el que hayas ido gestionando la luna de miel; sobre todo en busca de una opción para cambiar las fechas.Seguros de viaje. “En este caso de haber contratado un buen seguro de viaje, los novios no tendrán ningún problema para solicitar la cancelación y hacerlo sin ningún tipo de penalización”, apunta Bárbara Cortes, quien además añade que “de cara a las nuevas reservas de lunas de miel, y a partir de julio, animo a los novios a que contraten su viaje con el requisito indispensable de contratar también un seguro de libre desistimiento. Este seguro es el más completo del mercado y les cubrirá una posible cancelación por cualquiera que sea la causa, y sin necesidad de que este justificada. Con este tipo de seguro se les devolverá el importe de su viaje, menos un 10% del total que se queda la aseguradora a modo de franquicia. ¡Pero merece totalmente la pena!”.Viajar en este momento cuando el coronavirus es una pandemia (es decir, que ya está presente en la mayoría de los países del mundo), y además siendo viajeros provenientes de un país con restricciones de viaje (tanto en origen como llegadas) la verdad es que es una locura. Y el amor está para cometer locuras, pero esta no.-Mi boda era civil en el Ayuntamiento, ¿qué sucederá ahora?.Te casabas por lo civil en el Ayuntamiento, Juzgado o Registro Civil… Ese era el bonito y sencillo plan para tu boda. Quizás con alguna comida posterior con los amigos y familiares más íntimos. Pero este bonito plan también está afectado por las medidas y recomendaciones indicadas en el ‘Estado de alarma’ en el que se encuentra actualmente España a causa del coronavirus.Tal y como citaba al inicio del post, y en principio, ya que estas medidas van cambiando cada día, el Gobierno no ha cancelado la celebración de las bodas civiles. Tan sólo limita su realización, evitando la asistencia de invitados y siempre que se pueda mantener el distanciamiento social impuesto. ¿Es el escenario ideal? Obviamente no, así que si podéis posponer la fecha no dudéis en hacerlo.Si por la razón que sea queréis continuar con el trámite de vuestro matrimonio civil, es importantísimo que contactes con el Registro Civil o Ayuntamiento de tu localidad para saber las medidas que ellos están tomando. Por ejemplo, el Ayuntamiento de Madrid solo celebrará bodas civiles a puerta cerrada, solo con contrayentes y testigos, suspendiendo cualquier otra forma de celebración; eso sí, dan opción de aplazarla.Fuente: tendenciadebodas.com

Ver más
Workshop - Organización de Eventos by Yanela Biancardi y Antonella Di Pietro
Por Micaela Vuletin

El workshop está dirigido a técnicos de organización de eventos, estudiantes de la carrera de organización de eventos, asistentes de dirección, estudiantes y graduados de carreras afines: hotelería, turismo, protocolo, publicidad, relaciones públicas, analistas en marketing, recursos humanos, emprendedores que organicen acciones para su marca o para clientes. TEMARIO:ANTONELLA DI PIETRO (@antowedding) ORGANIZACIÓN DE EVENTOS SOCIALES -Importancia del timing y el check list - Transformar una idea en un evento real -Redes sociales para eventos -Empoderar las redes para tu empresa/servicio -Tendencias en festejos 2020. YANELA BIANCARDI (@yanelabiancardi) ORGANIZACIÓN DE EVENTOS CORPORATIVOS -La real importancia de generar un brief -Las relaciones publicas -¿Cómo crear y mantener las alianzas comerciales? -Organizar eventos para posicionarte en el mercado - Tendencias 2020 en eventos corporativos TRAYECTORIA DE LAS CAPACITADORASAntonella Di Pietro - Es organizadora de eventos y fundadora de la empresa que lleva su nombre. Autora del primer libro sobre baby shower en Argentina. Creadora de la escuela online AntoAcademy Escribe notas sobre tendencia de eventos para medios como Para Ti, Revista Nacer y Crecer, Ambito Financiero, Clarín y otros medios digitales prestigiosos. Ha disertado en congresos, simposios y jornadas. Ha organizado eventos para muchas celebrities argentinas como Wanda Nara, Amalia Granata, Marcela Tauro, Geraldine Neumann, Jimena Cyrulnik, entre otras.Yanela Biancardi - Es fundadora y directora general en YB Eventos Corporativos. Técnica en Organización de eventos y espectáculos. Egresada de la Fundación de altos estudios en ciencias comerciales (FAECC) Es profesora de la tecnicatura en organización de eventos en el instituto Gato Dumas y del curso de organización de eventos en instituto IDES Desde el año 2007 ha organizado eventos en hoteles 5 estrellas para empresas como Federal Red, Havanatur, Manpower, Siaco, Invertir On Line, Afluenta, DHL y Grupo Clarín. Actualmente es facilitadora en Academia Argentina Emprende - Programa del Ministerio de Producción de la Nación Argentina. Ha disertado en congresos, simposios y jornadas.

Ver más
Cinco errores de belleza que las novias cometen antes de la boda
Por Micaela Vuletin

Tú también caíste en alguno? Si no te has casado todavía, ¡aún estás a tiempo!Con tanto tiempo para planificar y decidir cómo será nuestro look de novia, parece imposible que nada pueda fallar de cara al gran día, que nada se nos escape de las manos. Por lo general, tenemos tiempo de sobra para buscar, documentarnos, asesorarnos, seleccionar y probar todo tipo de looks y tratamientos para estar radiantes en el día en el que todo el mundo espera que lo estemos. Pero no siempre acertamos y tendemos a caer en algún error común en las fechas próximas a la boda.Y es que tendemos a retrasar demasiado los tratamientos de belleza que queremos hacernos para estar radiantes el día de nuestra boda, con la falsa creencia de que cuanto más próximos estén al día en cuestión, más visibles serán sus efectos. Pero, en muchos casos, puede ocurrir justo al contrario.Teñirse días antes de la bodaEs una mala idea por diversas razones. Por un lado, no es nada recomendable si buscamos un cambio de look con una coloración nueva, una técnica diferente a la que nos han aplicado siempre o un tono distinto. El resultado puede ser poco favorecedor y contaremos con muy poco margen para arreglarlo, si es que esto es posible.Por otra parte, podemos pensar que si vamos a actualizar nuestro look habitual para que las mechas o el color estén impecables no hay ningún riesgo en acudir al salón de peluquería días antes de la celebración. Pero lo cierto es que, por una parte, las mechas asientan su tonalidad unos días después de ser aplicadas y siempre es recomendable tomar la precaución de aplicarlas con margen por si sucede algún desastre inesperado. Por ejemplo, si hay que matizarlas o combinarlas con otro tono para mejorar el resultado.En definitiva, los días de antes de la boda no son los adecuados para actualizar nuestra coloración, especialmente si queremos hacer algún cambio. En ese caso, lo mejor que realizarlo de manera progresiva en los meses previos para que el día de la boda estemos perfectas y encantadas con el resultado.Saltarse la prueba de peinadoEspecialmente si eso nos obliga a viajar, puede suponernos un trastorno y un coste extra. Pero debemos pensar que el peinado debe estar bien ensayado de cara al gran día, porque no habrá margen para cambios ni pruebas en el día de la boda. Además, debemos tener en cuenta que el hecho de vernos antes con el peinado que llevaremos nos hará ganar seguridad y nos permitirá visualizar el look completo para que se ajuste a los que buscamos.De hecho, es aconsejable realizar la prueba de peinado con el adorno o velo que vayamos a lucir, para que el resultado sea lo más parecido posible al del gran día. Así que, sí, es una inversión muy recomendable.No tener en cuenta tu vestidoUn elemento del look en el que hemos invertido tanto condiciona sin duda el maquillaje y el peinado de cara al gran día. Por un lado, para lograr coherencia y, por otro, para poder lucir el vestido en todo su esplendor. Por ello es conveniente que nuestro estilista conozca las característica del diseño para que pueda aconsejarnos que tipo de peinado y maquillaje encajará mejor.En cuanto a esto, debemos tener en cuenta el tipo de escote del vestido (corazón, en «V», «halter», cerrado, redondo, cuadrado, etc.), el diseño de la espalda (cerrada, escotada), el estilo del diseño (clásico, innovador, informal,…) o lo recargado o sencillo de los detalles.Probar nuevos productos o tratamientosAunque nos prometan resultados radiantes de cara al fía de la boda, es mejor abstenerse de probar nuevas formulaciones en los días previos. Porque podemos sufrir una reacción alérgica o, simplemente, obtener un mal resultado sin margen de maniobra. Por ejemplo, las novias propensas al acné pueden sufrir algún brote tras incorporar algún producto nuevo a su rutina de belleza.Lo mismo sucede con los tratamientos de belleza. Si suponen una novedad o son ligeramente invasivos (como las inyecciones), mejor someterse a ellos el mes anterior a la boda para prevenir posibles reacciones alérgicas o efectos secundarios inofensivos, pero poco estéticos.Someterse a un blanqueamiento dentalEs un tratamiento estético muy común entre las que van a pasar por el altar y podemos llegar a pensar que nada hay de malo en hacérselo la misma semana de la boda. Pero lo cierto es que uno de los efectos secundarios más habituales tras los blanqueamientos es la sensibilidad dental, un problema nada recomendable para disfrutar del día de nuestra boda. Además, para garantizar unos resultados duraderos tras el blanqueamiento los profesionales recomiendan no tomar alimentos ni comidas que puedan teñirlos, como cerezas, arándanos, remolacha, pimentón o salsa de tomate. Tampoco bebidas como el té o el café. Así que no es un tratamiento apropiado para los días previos a la celebración. Mejor dejar los blanqueamientos para meses antes de la boda, incluso repartidos en varias sesiones, según el consejo del profesional.En definitiva la clave para no cometer errores de belleza antes de la boda es planificar los tratamientos con antelación suficiente para tener margen de maniobra y no probar nada nuevo en vísperas de la cita nupcial, por muchos beneficios que nos prometa.Fuente: Dolores TruebaRedacción Bulevar Sur

Reecuperar contraseña

¿Ya te acordaste? Acceder

Usted ya se encuentra registrado con esta dirección de e-mail en nuestros portales

subject
close